Guinea con nuevos casos de Ébola

De Agencias

14 de febrero de 2021, 3:00 PM

Compartir

Al menos cuatro personas murieron en Guinea debido a una nueva “situación de epidemia” de fiebre hemorrágica del Ébola, cinco años después del fin del brote anterior, informó el jefe de la agencia de salud de Guinea, Sakoba Keita.

“Muy temprano esta mañana, el laboratorio de Conakry confirmó la presencia del virus del Ébola”, dijo el Keita después de una reunión de emergencia en Conakry, que dio cuenta de siete casos, de los cuales tres mortales. El ministro de Salud, Rémy Lamah, había mencionado el sábado por la noche un número de cuatro muertos.

El presidente de Liberia, George Weah, ordenó a los profesionales de la salud que aumenten la vigilancia epidemiológica en el país y tomen “medidas preventivas” tras el anuncio de los primeros casos mortales en cinco años de fiebre hemorrágica del Ébola en la vecina Guinea.

“El presidente George Weah ha pedido a las autoridades sanitarias de Liberia y a sus colaboradores del sector que refuercen la vigilancia epidemiológica y las medidas preventivas ante el resurgimiento del mortal virus del Ébola en la vecina Guinea”, dijo la presidencia liberiana en un comunicado.

Se trata del primer rebrote de la enfermedad en África occidental, donde surgió la peor epidemia de la historia de este virus, entre 2013 y 2016.

Después de conocerse los casos de contagio, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que desplegará “rápidamente” los medios, entre ellos dosis de vacunas, para ayudar a Guinea a enfrentar el rebrote de la epidemia de fiebre hemorrágica de Ébola, informó el representante de la agencia de la ONU.

“Vamos a desplegar rápidamente las capacidades necesarias para apoyar a Guinea, que ya tiene mucha experiencia”, declaró a la prensa el profesor Alfred George Ki-Zerbo, al término de una reunión con las autoridades sanitarias de Guinea, donde este domingo se confirmó oficialmente la situación epidémica.

“El arsenal es hoy en día mucho más extenso y tenemos que aprovecharlo para poder contener esta situación lo más rápido posible”, añadió.

“La OMS está en alerta a todos los niveles: a nivel de la sede y en relación con el fabricante (de vacunas), para que las dosis necesarias sean puestas a disposición lo más rápidamente posible para ayudar”, prosiguió el profesor.

“Estamos realmente preocupados, ya hay cuatro decesos de la fiebre hemorrágica del Ébola en la región de Nzérékoré”, (sureste) en la parte forestal de Guinea, declaró a la AFP el ministro, Rémy Lamah.

Según el director de la Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria, Sakoba Keita, citado por el portal GuinéeMatin, una enfermera fue afectada a finales de enero y falleció “entre el 27 y 28 de enero”.

“Entre quienes participaron en su entierro, ocho personas presentaron síntomas: diarrea, vómitos y hemorragias. Tres murieron y otros cuatro están hospitalizados en Nzérékoré”, explicó Keita.

Tanto él como el ministro de Salud indicaron que un laboratorio de Guéckédou había detectado la presencia del virus del Ébola en unos análisis, y que las autoridades esperan resultados de análisis complementarios en pocas horas.

“Tomamos todas las medidas, un equipo de alerta está en el lugar para identificar los casos de contacto”, declaró Lamah a la AFP, subrayando que no había habido “ninguna reaparición [del virus] desde 2016”.

“Como humano, estoy preocupado, pero me mantengo sereno porque gestionamos la primera epidemia y la vacunación es posible. Habrá una reunión de crisis mañana” domingo, agregó el ministro. El virus del Ébola fue identificado por primera vez en Zaire, actual República Democrática del Congo, en 1976.

De momento, existen dos vacunas experimentales pero no hay ningún tratamiento capaz de curar el virus.

El desarrollo de vacunas contra el virus del Ébola se aceleró a raíz de la peor epidemia de esta enfermedad, particularmente letal, que empezó en diciembre de 2013 en Guinea y se propagó a Liberia y Sierra Leona.

La epidemia dejó más de 11.300 muertos de cerca de los 29.000 casos registrados, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que declaró el fin de la epidemia en marzo de 2016.

La segunda epidemia de ébola más grave, que también fue la segunda registrada en República Democrática del Congo, fue declarada en agosto de 2018 en el este del país. Terminó oficialmente en junio de 2020, con un balance de 3.481 casos y 2.299 muertes, según la OMS.


Compartir