Wálmaro Gutiérrez: El 18 de abril del 2018 el objetivo de los golpistas era “desarticular un sistema”, no al Gobierno

De Leonel Mendoza

19 de abril de 2021, 12:11 PM

Compartir

El diputado  Wálmaro Gutiérrez,  presidente de la comisión económica de la Asamblea Nacional, recordó  los hechos de violencia del  18 de abril de 2018 y días subsiguientes, cuando prácticamente “un grupo de golpistas  pretendieron  “destituir por la fuerza y la violencia a un gobierno”  legalmente constituido, como lo es el del Comandante Daniel Ortega.

 Tras agregar  que el objetivo de los golpistas, era  “desarticular un sistema que por once años había restituido muchos derechos de los nicaragüenses que habían perdido”.

“Fue una agresión violenta a tres cuarto de la población nicaragüense. Gracias a Dios, y a la voluntad férrea e inquebrantable del Frente Sandinista como vanguardia de los interés populares, no lograron, ni lo lograrán, porque no pudieron, ni lo lograran jamás”, señalo Gutiérrez.

El legislador, en el programa Detalles del Momento (Canal 6), se refirió al buen desarrollo económico que llevaba Nicaragua en once años de gobierno Sandinista, que era un crecimiento económico del cinco (5) por ciento interanual, que era la “envidia” para muchos países de Latinoamérica por el buen desempeño del Gobierno del Presidente Daniel Ortega, que concluyo o se frenó, con los actos de violencia de abril de 2018.

“El FSLN fue la única institución política en 150 años de vida republicana que ha logrado reducir la pobreza y la pobreza extrema”, manifestó Gutiérrez, al tiempo que señaló “que de nada sirve generar riqueza para tenerla guardada, o para que queda en la mesa de unas cuantas familias potentadas o adineradas de la clase aristócrata y burócrata” nicaragüense, dijo.

Gutiérrez, reiteró que el buen desempeño económico del Gobierno Sandinistas ha sido reconocido en los informes públicos de los organismos multilaterales financieros como el Banco Mundial, FMI y el BCIE, entre otros, por lo que calificó de “manadas de idiotas” a los que cierran sus ojos ante estos informes internacionales.

Subrayó que el Gobierno Sandinista sigue “inyectando positivismo” al pueblo nicaragüense, a pesar de los malos hijos de Nicaragua.


Compartir