China y Rusia ratifican alianzas estratégicas

De Agencias

28 de junio de 2021, 11:00 AM

Compartir

Los presidentes de ambos países, tras una llamada telefónica, acordaron la continuidad del tratado, firmado hace 20 años.

Los presidentes de Rusia y China, Vladímir Putin y Xi Jinping, anunciaron este lunes la prórroga de la alianza bilateral expresada en el Tratado de Buena Vecindad, Amistad y Cooperación entre los dos países, firmado en 2001.

El anuncio tuvo lugar con la divulgación de una conversación entre ambos líderes en la cual trascendió que el tratado firmado entre un entonces flamante presidente ruso, Vladímir Putin y su homólogo chino, Jian Zemin hace 20 años, tendría nueva vigencia a partir de la voluntad de las partes.

Tal prórroga ya había sido adelantada en marzo pasado, pues Moscú y Beijing anunciaron que el acuerdo se prorrogaría de manera automática, tras cumplirse los veinte años de su vigencia.

El presidente ruso destacó la importancia de que en la conversación se realzó “la ausencia de pretensiones territoriales en los dos sentidos y la determinación de los dos países de convertir la frontera común en una franja de paz y amistad eternas”.

Putin recalcó además que de enero a abril de este año el intercambio comercial entre Rusia y China superó el 22 por ciento pese a las crisis financieras globales y la pandemia y manifestó la esperanza de que a finales de año “se lograrán nuevos récords comerciales”.

Putin celebró que “la estrecha interacción chino-rusa aporta energía positiva a la comunidad internacional, creando un ejemplo a seguir en la formación de un nuevo tipo de las relaciones internacionales”.

De acuerdo al extracto de la conversación telefónica, el tratado entre Moscú y Beijing ha sido una “exitosa experiencia de mantener el desarrollo decidido, enérgico y sostenible de las relaciones chino-rusas”, por lo cual se establecerán “nuevas tareas y objetivos para el desarrollo de toda la gama de cooperación bilateral”.

Xi y Putin coincidieron en que en el “contexto de una creciente turbulencia geopolítica, la ruptura de los acuerdos sobre control de armas y un aumento del potencial de conflicto en diferentes partes del mundo, la coordinación ruso-china desempeña un papel estabilizador en los asuntos mundiales, incluso en cuestiones tan graves de la agenda internacional”. 
 


Compartir