Muere asesino serial durante una operación policial en Brasil

De Agencias

28 de junio de 2021, 9:00 AM

Compartir

Tras 20 días de búsqueda en la que se desplegó a 270 agentes, Lázaro Barbosa, de 32 años y sospechoso de asesinar brutalmente a una familia entera, murió este lunes en un intercambio de disparos durante una operación policial.

Barbosa fue trasladado hasta un hospital, pero no resistió. Para detener a Barbosa, considerado “un psicópata impredecible”, se utilizaron drones equipados con infrarrojos, helicópteros, perros rastreadores y radios. 

Según dijo en rueda de prensa el secretario de Seguridad de Goiás, Rodney Miranda, Barbosa contaba con “una red de apoyo” para escapar.

En las redes sociales ya circulan videos en los que se le ve  herido y a los agentes introduciéndolo en una ambulancia. 

La búsqueda se centró en un barrio de Águas Lindas de Goiás, después de que los vecinos alertasen a la Policía de que habían visto al criminal en la zona. 

El 9 de junio, Barbosa entró en una granja en Ceilândia, en el Distrito Federal (DF), y mató a cuchilladas y a tiros a un matrimonio y a sus dos hijos, de 21 y 15 años. También es sospechoso de asesinar a un hombre en una finca en Goiás.

Durante estos días, el hombre -que fue denominado ‘el asesino en serie del DF’- invadió al menos 11 haciendas, cometió secuestros, robos y se enfrentó en varias ocasiones con la Policía, pero siempre conseguía huir. 

Uno de los enfrentamientos más destacados con las autoridades fue cuando tomó como rehenes a un matrimonio y a su hija y los trasladó hasta la orilla de un río, donde al parecer pensaba asesinarlos. No tuvo tiempo. La joven logró mandar un mensaje a la Policía, que llegó al lugar y salvó a la familia. Barbosa, que conocía muy bien la zona y que huía por los ríos para no dejar rastro, escapó. 

Sus antecedentes criminales datan de 2007, cuando con 19 años fue arrestado por doble homicidio en Bahía. En aquella ocasión, perseguía a una mujer y asesinó a dos hombres que intentaron ayudarla.

Según la Policía, Barbosa estuvo nueve días escondido y finalmente se entregó porque estaba herido. Diez días después de su arresto, escapó de prisión.

Dos años después, fue detenido en Brasilia por violación, robo y porte ilegal de armas. Tras cinco años preso, se le concedió el régimen semiabierto y dos años después se fugó de nuevo. Fue detenido otra vez en 2018 por dos homicidios y una violación, pero volvió a escapar.

Apareció en abril cuando invadió una finca y golpeó a un anciano con un hacha. Días más tarde, entró en una casa y encerró a un hombre y a su hijo en el dormitorio, mientras llevó a la mujer hasta un matorral donde la violó. Desde entonces, desencadenó toda una serie de truculentos sucesos. 


Compartir