Cancilleres americanos discuten crisis migratoria en Panamá

De Agencias

11 de agosto de 2021, 4:00 PM

Compartir

Panamá sirve de sede a una reunión a nivel de cancilleres sobre migración irregular.

En compañía de nueve países del continente americano, Panamá celebra lo que la propia Cancillería calificó de inédita reunión de alto nivel para abordar de manera integral el desafío de la migración irregular que enfrenta la región, en particular la frontera entre el país centroamericano y Colombia.

Se trata de diez países vinculados a la ruta migratoria irregular de Sur a Norte de América, la cual tiene a Panamá como centro del paso de la migración irregular que además representa un desafío para miles de personas que tratan de llegar a Estados Unidos (EE.UU.) por la dificultades que supone la selva de Darién.

Los ministros de Relaciones Exteriores de Brasil, Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, México y Panamá, acompañados por el vicecanciller de Perú y representantes de alto nivel de Canadá y Estados Unidos analizarán posibles soluciones a la actual crisis provocada por miles de personas que atraviesan sus fronteras de manera irregular.

Según la canciller local, Erika Mouynes la migración irregular no es un problema solamente panameño, pues se trata de un fenómeno internacional el cual exige atención inmediata y la cooperación de los países de la región que forman parte de esta difícil ruta.

Como principal objetivo discutirán respuestas concretas y medidas definitivas, con un enfoque humanitario y responsable, a un fenómeno claramente en ascenso, con cifras que superan cualquier estadística de los últimos diez años.

Durante la reunión ministerial está previsto que Panamá, Colombia y Costa Rica presenten un informe sobre la estrategia común de flujo controlado por acuerdo de cuotas, según la capacidad de cada país de atender apropiadamente las necesidades de los emigrantes que recibe.

Unos 49.000 migrantes arribaron a Panamá en lo que va de 2021 a través de la selva de Darién, de acuerdo a informaciones del ministro de Seguridad, Juan Pino, quien explicó que a diario llegan hasta 700 personas a los puestos de recepción en el lado panameño.


Compartir