Argentina distribuye primeras vacunas producidas en su territorio

De Agencias

12 de agosto de 2021, 5:00 PM

Compartir

El laboratorio farmacéutico Richmond entregó al Ministerio de Salud de Argentina más de un millón de dosis de la vacuna rusa anticovid Sputnik V, las cuales son las primeras elaboradas en suelo argentino.

En total, la biotecnológica Laboratorios Richmond entregó 995.125 dosis del primer componente y 152.500 dosis del segundo componente de la vacuna concebida en el Centro Gamaleya, en Moscú, y que fueron producidas en las instalaciones de la compañía.

Las vacunas fueron recibidas por la ministra de Salud, Carla Vizzotti, y el fefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

Se trata de la primera entrega de las tres millones de dosis que Laboratorios Richmond prevé producir y suministrar durante agosto, indicaron el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) y la compañía farmacéutica en un comunicado conjunto.

El RDIF indica que la producción del fármaco fue supervisada y verificada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Dispositivos Médicos de Argentina (Anmat), y cumple los requisitos de calidad.

De esta manera, Argentina se convierte en el primer país de América Latina en autorizar el empleo de Sputnik V y en iniciar su producción. El inmunizante fue autorizado para su uso de emergencia y comenzó a administrarse contra el coronavirus a partir del 29 de diciembre de 2020.

Durante una conferencia de prensa, Vizzotti consideró que esta entrega de vacunas hechas en Argentina “es esencial porque estamos poniendo en valor el trabajo argentino, con nuestros científicos y con la Federación Rusa”.

Añadió que “el plan es seguir recibiendo más vacunas y priorizar la vacunación de aquellos que se han aplicado la primera dosis, y así completar el esquema en los mayores de 50 años”.

Según informaron los desarrolladores de la Sptunik V en redes sociales, la vacuna tiene la eficacia comprobada más alta contra la variante Delta (un 83 por ciento) en comparación con resultados publicados recientemente de las vacunas estadounidenses Moderna y Pfizer, cuyas eficacias para prevenir la infección se comportan al 76 y el 42 por ciento, respectivamente.


Compartir