Califican como catástrofe ecológica incendios en Grecia

De Agencias

12 de agosto de 2021, 2:00 PM

Compartir

El primer ministro griego, Kriakos Mitsotakis, afirmó que los incendios forestales ocurridos en el país por más de una semana constituyen la mayor catástrofe ecológica jamás vista en décadas en el país.

Las igniciones comenzaron tras las olas de calor más intensas y prolongadas vividas en 30 años. Cientos de incendios forestales estallaron en todo el país, por lo que la capacidad de extinción del país estuvo al límite y el Gobierno se vio en la necesidad de pedir ayuda al exterior.

Bomberos, aviones, helicópteros y vehículos llegaron desde países de Europa y Oriente Medio para ayudar a la República helénica a enfrentar los siniestros.

“Logramos salvar vidas, pero perdimos bosques y propiedades”, afirmó Mitsotakis, al referirse a los incendios forestales como “la mayor catástrofe ecológica de las últimas décadas”.

El premier helénico dijo, en su primera conferencia de prensa tras las deflagraciones, que las autoridades se habían enfrentado a cerca de 100 quemas activas diariamente.

Autoridades indican que este jueves la situación fue más favorable, con gran parte de las grandes combustiones aplacadas.

No obstante, Mitsotakis alertó sobre la posibilidad latente de que ocurran más fuegos. “Estamos a mediados de agosto y está claro que tendremos días difíciles por delante” hasta que concluya la temporada principal en la que ocurren estas igniciones.

En este sentido, el órgano de Protección Civil en Grecia advirtió sobre la condición de muy alto riesgo de incendio para este viernes en Ática, Eubea, Laconia, Samos, Ikaria, Chios, Psara y Lesbos.

El Ministerio de Infraestructura y Transporte comunicó el pasado lunes que sus unidades especiales comenzaron labores de inventario y registro de daños, especialmente en los municipios de Acharnes (Varybombi, Thrakomakedones), Oropu (Aifdnes, Hippocrates State, Drosopi), Kifissia (Adames), Dionysos (Kryoneri), Lokron (Ma).

El mayor incendio detectado estalló en la segunda isla más grande de Grecia, Evia el pasado 3 de agosto y aún ardía este jueves luego de haber destruido la mayor parte norteña de la isla.

Cerca de 50.900 hectáreas fueron dañadas en el norte de Evia, según el mapeo del Servicio de Gestión de Emergencias Copernicus de la Unión Europea.

Montañas enteras de bosque de pinos se han reducido a tocones desnudos y ennegrecidos, al tiempo que las plantaciones de olivos e higueras y viñedos también terminaron devastadas.


Compartir