Presidente de Afganistán abandona el país tras ofensiva del Talibán

De Agencias

15 de agosto de 2021, 3:00 PM

Compartir

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani abandonó el país cuando los talibanes han sitiado la ciudad de Kabul, mientras los diplomáticos extranjeros se concentran en el aeropuerto de la capital afgana para salir lo más pronto posible.

El exvicepresidente Abdulá Abdulá, quien ahora negociará con los talibanes, notificó que Ghani “ha abandonado la nación”, en un video publicado en su página de Facebook.

Abdulá, quien también es el jefe del Consejo Superior para la Reconciliación Nacional, ha transmitido un mensaje de calma y espera que “este día y esta noche tan difíciles” para el país pasen pronto y que la gente vea “días de paz”.

Ante la ofensiva del Talibán,que en el curso de las últimas dos semanas fueron conquistando posiciones estratégicas hasta llegar este domingo a Kabul, el Gobierno afgano decidió negociar una transición política del poder.

Fuentes cercanas a los talibanes dijeron que se acordó que Ghani renunciará luego de un acuerdo político y entregará el poder a un gobierno de transición.

El ministro de Defensa en funciones, Bismillah Mohammadi, dijo que el presidente ha entregado la autoridad para resolver la crisis en el país a los líderes políticos.

El ministro afgano del Interior, Abdul Sattar Mirzakwal, indicó este domingo: una “transferencia pacífica del poder” a un gobierno de transición se llevará a cabo en Afganistán, donde los talibanes están tomando el control del país.

“Los afganos no deben preocuparse (…) No habrá un ataque contra la ciudad” de Kabul dijo Mirzakwal en un video. “Habrá una transferencia pacífica del poder hacia un gobierno de transición”, agregó.

Por otra parte, los diferentes cuerpos diplomáticos buscan salir del país al tiempo que los talibanes han garantizado que no tomarán la ciudad capital en forma violenta y por eso se negocia una transición pacífica.

Los helicópteros estadounidenses están evacuando al personal de su embajada, sobre la que se eleva el humo de las hogueras en las que están quemando los documentos importantes.

Por otra parte, la situación es de pánico en la capital, con las autoridades afganas pidiendo a todos los funcionarios que abandonen sus puestos de trabajo y vayan a sus hogares, mientras cierran tiendas y bancos, con el tráfico paralizado por grandes atascos.

Los talibanes, en un comunicado, han pedido a sus combatientes, tras tomar el control de casi la totalidad del país, “no luchar en Kabul” y que permanezcan “en las puertas” de la capital, sin tratar de entrar en la ciudad.

“Dado que la capital Kabul es una ciudad grande y densamente poblada, los talibanes no tienen la intención de entrar en la ciudad por la fuerza o combatir, sino más bien entrar en Kabul pacíficamente”, remarcaron los insurgentes.


Compartir