Presidente de Siria establece líneas prioritarias de su nuevo Gobierno

De Agencias

15 de agosto de 2021, 5:00 PM

Compartir

El presidente de Siria, Bashar al-Assad estableció el elevar los niveles de producción nacional como una de las prioridades de su nuevo Gobierno, durante la ceremonia de juramentación constitucional del gabinete, informaron este domingo medios locales.

“La prioridad en la etapa anterior fue para restablecer la seguridad en el país, mientras la prioridad en la actualidad es para la producción y crear oportunidades de trabajo”, expresó el mandatario.

Añadió que “la seguridad era necesaria para iniciar, despegar y buscar continuidad en la producción, y en la actualidad ocurre lo contrario porque la producción es necesaria para mantener la estabilidad, especialmente después de liberar la mayor parte de las tierras en Siria de los terroristas”.

El jefe de Estado sirio destacó que son muchas las tareas y grandes las responsabilidades a acometer, al tiempo que vaticinó como clave del éxito la capacidad de ver la realidad con todos sus detalles y ramificaciones complejas.

Sobre lo cual instó a su gabinete a establecer un primer y segundo orden en materia de desafíos inmediatos, así como relacionarlos con las condiciones internas y variables de incidencia negativa en el trabajo a desplegar, tales como condiciones laborales, la institucionalidad, los defectos y debilidades, y la corrupción, entre otros desafíos.

El dignatario reconoció la importancia de la transparente participación ciudadana en la toma de decisiones, alegando que el trabajo colectivo y todo aporte de ideas siempre dejan saldos positivos y reducen el margen de error en la implementación y aplicación de acciones; ya sea proveniente de organizaciones no gubernamentales u organismos populares, o de especialistas en un ramo determinado.

Otras cuestiones medulares abordó al-Assad con su ejecutivo, como las relacionadas con la reconstrucción de las zonas devastadas por el terrorismo, la política fiscal, las energías renovables, el fomento de inversiones, y el rol de la prensa como puente entre la ciudadanía y el Estado.

Varios otros desafíos enfrenta el nuevo Gobierno sirio, entre los que sobresalen mitigar el impacto del bloqueo y las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea, de los cuales han derivado crisis de hidrocarburos, afectaciones en el sistema electro-energético, y escasez de alimentos.


Compartir