Al menos 64 fallecidos tras inundaciones en Turquía

De Agencias

16 de agosto de 2021, 9:00 AM

Compartir

Al menos 64 personas han muerto en las inundaciones que se registran desde el miércoles pasado y que arrasaron las provincias turcas de Kastamonu, Sinope y Bartin, en la costa del mar Negro, mientras continúa la búsqueda de desaparecidos.

Las autoridades dijeron que los daños causados ​​por las inundaciones no tenían precedentes. En muy poco tiempo, más de 330 aldeas se quedaron sin electricidad.

Según imágenes de los canales de noticias locales, el agua inundó las calles cuando algunas casas en la aldea de Babake se llenaron de barro espeso por todo el suelo.

Kastamonu fue la provincia más afectada, con 52 víctimas, gran parte de ellos en Bozkurt, un pueblo de poco más de 5.000 habitantes, arrasado en la tarde del miércoles por una fuerte riada, que invadió en apenas un minuto una zona residencial en el cauce del río Ezine.

Según ha señalado el ministro del Interior turco, Süleyman Soylu, durante una visita al pueblo de Bozkurt a unos 400 kilómetros al este de Estambul, en total, casi 2.500 personas han sido evacuadas por los equipos de la Agencia Turca de Gestión de Emergencias (AFAD).

Este organismo está centrando ahora sus esfuerzos en Sinop, donde tiene desplegados 20 helicópteros.

Las inundaciones y los corrimientos de tierra son resultado de la lluvias intensas que comenzaron el 11 de agosto en la parte occidental de la costa turca del mar Negro, en el norte del país.

Estas riadas son comunes en las ciudades costeras turcas cercanas al Mar Negro, donde muchas estructuras se construyen en las riberas de los ríos que son vulnerables. El manejo inadecuado de los ríos, dicen los expertos, al reducir los canales naturales, es más probable que cause inundaciones.

Sin embargo, la ocurrencia de este fenómeno tuvo lugar luego de que Turquía sufrió una sofocante ola de calor y mientras los bomberos combatían unos incendios forestales en el sur que han arrasado con la costa del país en el mar Mediterráneo.


Compartir