Casi 4 millones de personas fallecieron por la contaminación del aire

De Agencias

19 de agosto de 2021, 11:00 AM

Compartir

La Organización de Naciones Unidas (ONU) informó que durante el año, casi 4 millones de personas fallecieron prematuramente por la contaminación del aire en espacios interiores.

“Muchos sucumben a enfermedades relacionadas con la inhalación de humo de queroseno, leña y carbón vegetal, los cuales se utilizan comúnmente en los países en desarrollo para cocinar y calentar”, indicó el organismo multilateral.

Esta problemática marcada por la situación económica y las desigualdades sociales tiene consecuencias fatales para la salud humana. “Decenas de millones de personas se enferman, se lesionan o se queman debido al uso de combustible en sus espacios de vida”, precisó el organismo.

Asimismo, la ONU asevera que la contaminación del aire puede provocar accidentes cerebrovasculares, enfermedades cardíacas, cáncer de pulmón y otras dolencias mortales, asimismo, señala otros elementos sobre contaminantes del aire domésticos.

Las emisiones de la combustión doméstica son el segundo factor que más favorece al cambio climático después del dióxido de carbono, lo cual podría contrarrestarse con potenciar energía asequible y confiable para reducir la contaminación del aire en interiores y por ende en exteriores.

“Dado que las partículas de carbono negro solo permanecen en el aire durante una semana o menos (en comparación con el dióxido de carbono, que puede permanecer durante más de un siglo), reducir su emisión es una forma importante de desacelerar el cambio climático a corto plazo”, acotó la nota comunicativa de la ONU.

Aunque el organismo multilateral reconoció que sigue habiendo escasez de acceso a opciones asequibles de energía limpia, no hay propuestas sobre cómo modificar esa situación cuando todavía hay 3.000 millones de personas que utilizan combustibles peligrosos en sus lugares de residencia, y normalmente estas se encuentran entre las más pobres del mundo.

La ONU precisa además que esta situación en los hogares afianza la pobreza, la desigualdad y que las mujeres y las niñas son las más afectadas por la contaminación del aire en interiores. Esta situación debido a que las mujeres siguen ocupando los roles de cuidado y trabajo no remunerado en los hogares.

La entidad dijo que pueden ser reducidas “las muertes relacionadas con la contaminación mediante inversiones y legislación”, sin embargo esto no resolvería la situación global si no se coloca al ser humano y a la naturaleza como centros de la vida en una relación armónica y digna.


Compartir