¿Y ahora qué? Es la pregunta de la revocación, aprobado por el Senado de México

De Agencias

4 de septiembre de 2021, 9:00 AM

Compartir

José Beltrán Contreras

Con el consenso de todas las bancadas parlamentarias de México, la Cámara de Senadores aprobó la madrugada de este viernes la Ley Federal de Revocación de Mandato, con la que se buscaría preguntar a la ciudadanía, en marzo de 2022, sobre si estaría de acuerdo en que el presidente Andrés Manuel López Obrador continúe en su cargo.

El proyecto se aprobó, en lo general y en lo particular, con 102 votos a favor. Se opusieron al dictamen los senadores Gustavo Madero Muñoz, del conservador Partido Acción Nacional (PAN), y Emilio Álvarez Icaza, sin grupo parlamentario. La iniciativa de ley fue turnada a la Cámara de Diputados para su revisión, votación y probable aprobación.

La principal discusión de las bancadas parlamentarias se centró en reformular la pregunta que se haría a la ciudadanía en caso de solicitar una consulta de revocación de mandato al Ejecutivo.

Después de una larga sesión que inició el jueves y se prolongó hasta la madrugada, los parlamentarios llegaron a un acuerdo.

En el proyecto de ley que aprobó el Senado quedó establecida la siguiente pregunta: “¿Estás de acuerdo en que (nombre), Presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos, se le revoque el mandato por pérdida de confianza o que siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo?”.

Las dos respuestas posibles que se plantearán en el referéndum son las siguientes:

“Que se le revoque el mandato por pérdida de la confianza”.

“Que siga en la Presidencia de la República”.

Proceso de consulta

La cámara alta aprobó una legislación que regula todo el ejercicio de participación ciudadana para acceder a una consulta de revocación de mandato.

Para realizar esta consulta, los ciudadanos deben reunir más de 2,8 millones de firmas, lo que representa el 3 % de la lista nominal de electores. La suma de estos apoyos deberá provenir de, al menos, 17 de los 32 estados del país.

Le corresponde al Instituto Nacional Electoral (INE) la organización, desarrollo y cómputo de la votación. El Consejo General de este órgano deberá hacer la declaratoria de resultados.

Para que tenga validez la consulta, se necesita una participación de mínimo el 40 % de las personas inscritas en la lista nominal de electores, es decir, más de 37,4 millones de votantes. Para que se revoque al mandatario, una mayoría tendría que votar por su salida, lo que implicaría el sufragio de al menos 18,7 millones de ciudadanos.


Compartir