La Batalla de San Jacinto, a 165 años, es la “última gran gesta del centroamericanismo militante”

De Juan de la Cruz Rodríguez

14 de septiembre de 2021, 10:17 AM

Compartir

Héroe Nacional General José Dolores Estrada

El escritor del libro “La Invasión Filibustera de Nicaragua y la Guerra nacional” de J. Ricardo Dueñas Van Severen, reconoce que la Batalla de Rivas y San Jacinto en Nicaragua, no solamente fue triunfo militar, “trascienden los límites de la victoria para dejar evidente la existencia de una conciencia regional, de un sentimiento que hace de cada parcela centroamericana un pedazo de la patria irrenunciable”.

“La Batalla de San Jacinto, (hace 165 años) es la última gran gesta del centroamericanismo militante. Tiene por ello valor de hito histórico y de ejemplo permanente. No es posible recordar el nombre de todos; sólo sabemos que eran centroamericanos valientes, quienes participaron de la memorable lucha,” escribió Dueñas.

Ha transcurrido el tiempo y la Historia está viva, presente, en el corazón de los nicaragüenses. Son 165 años que se cumple este año de 2021 la Batalla de San Jacinto, un hecho sin precedentes en nuestra Historia.

La Batalla de San Jacinto ocurrió un domingo 14 de septiembre de 1856, como parte de la Guerra Nacional de Nicaragua en la hacienda San Jacinto, departamento de Managua, ubicado solo a 42 kilómetros de la capital Managua.

Un grupo de 160 efectivos de las fuerzas patriotas del “Ejército del Septentrión” (de los cuales 60 eran flecheros indígenas de Yucul, departamento de Matagalpa), encabezadas por el coronel José Dolores Estrada Vado y los 300 filibusteros del estadounidense William Walker, comandados por Byron   Cole.

La correlación de efectivos y de armas era desigual. No obstante, los filibusteros no tenia la mejor arma: el PATRIOTISMO, LA DIGNIDAD, Y LO SORPRENDENTE CREATIVIDAD DEL NICARAGUESE.”

Este combate es la única batalla en el mundo que se ganó por una estampida de caballos, pues el ataque a retaguardia ordenado por Estrada causó un tropel de potros que provocó la huida de los filibusteros.

Durante la batalla se destacó el Sargento primero Andrés Castro, al derribar de una pedrada mortal a un filibustero dentro del corral de madera, el cual es considerado un Héroe Nacional al defender la soberanía e integridad nacional de Nicaragua.

Durante el combate, Estrada empleó su ingenio y como estrategia militar le ordenó al capitán Liberato Cisne, al teniente José Siero y al subteniente Juan Fonseca, junto con sus escuadras integradas por 17 soldados atacar la retaguardia de los filibusteros.

Al atacar a estos dispararon sus fusiles y gritando ¡Viva Martínez!, ¡Viva Nicaragua!, provocaron la carrera de sus caballos, los cuales bajaron desde el cerro cercano en tropel, hacia la retaguardia de los filibusteros por el teniente coronel Patricio Centeno y un oficial de apellido Flores (según el testimonio posterior del teniente José Siero).

Creyendo que llegaban refuerzos, los filibusteros huyeron con rumbo hacia Tipitapa (con varios heridos que murieron después), a las 11 de la mañana, tras 4 horas de combate

El General José Dolores Estrada Vado otro de los militares nicaragüense de carrera, que peleo en San Jacinto y fue quien dirigió a los patriotas en la histórica victoria de la Batalla de San Jacinto contra los filibusteros del aventurero estadounidense William Walker, el 14 de septiembre de 1856. El General Estrada es considerado por un Héroe Nacional de Nicaragua.

Esta gesta histórica de Nicaragua, el sector público, empresa privada, y otros sectores sociales, económicos, y culturales, lo celebran de diferentes maneras. Es feriado nacional en todo el país.

Hay desfiles escolares, actos culturales y deportivos, etc., se inauguran obras de desarrollo en todos los sectores de parte del Gobierno Sandinista, visita en todo el mes de septiembre de estudiantes y sector público, a la Hacienda de San Jacinto, quienes visita a este lugar histórico, que carga y recargan de energía ese Patriotismo militante del nicaragüense.


Compartir