Más de 10 mil familias nicaragüenses cuentan con una vivienda digna con el apoyo del BCIE

De Meyling Judith Bonilla Inestroza

20 de diciembre de 2021, 3:53 PM

Compartir

Un total de 10,454 soluciones habitacionales para familias nicaragüenses en condiciones de vulnerabilidad se han construido a la fecha con la ejecución del 95% del Programa de Construcción y Mejoras de Viviendas de Interés Social financiado por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Uno de los beneficiados es Amílcar Ramos, quien manifestó que “contar con una vivienda es un sueño hecho realidad, pasamos alquilando por muchos años. Esta es una iniciativa muy buena, es un beneficio grandísimo para todos nosotros los nicaragüenses. Además, el proceso para adquirir la vivienda fue bastante rápido”.

El objetivo es construir 11,025 viviendas, de las cuales 9,632 serán nuevas y 822 mejoradas. De éstas, a la fecha se han construido 4,611 viviendas nuevas para familias con salarios mínimos mediante la articulación con el sector privado; 4,522 viviendas nuevas para familias en condición de extrema pobreza; 499 viviendas nuevas en lote propio para familias con salarios mínimos cuya articulación ha sido con alcaldías a nivel nacional; mientras que 822 viviendas han sido mejoradas.

La iniciativa, además ha logrado reubicar y dotar de los servicios básicos a familias de escasos recursos que residían en zonas de riesgo ante amenazas naturales y con seguridad jurí dica y cuenta con el financiamiento del BCIE por US$55.0 millones.

El Programa es ejecutado por el Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR) y además participan empresas desarrolladoras y constructoras de vivien das del sector privado, así como instituciones bancarias.

“Como Banco de desarrollo nos sentimos orgullosos de respaldar iniciativas que benefician a miles de nicaragüenses con hogares dignos, aportando de esta manera a su desarrollo social y calidad de vida, a la vez que contribuimos a la economía del país con la generación de empleos directos e indirectos”, mencionó el presidente ejecutivo del BCIE, Dr. Dante Mossi.

Beneficios tangibles

Las viviendas construidas poseen un área mínima de 36.0 metros cuadrados, cuentan con área de sala, comedor, cocina, dos dormitorios, baño y sistema hidrosanitario; además de los per misos ambientales con la finalidad de que su sostenibilidad esté en línea a la normativa ambiental vigente del país.

El gerente comercial de las urbanizaciones Praderas de Sandino y Altos de Motastepe en Managua, Virgilio Noguera, indicó que, en conjunto, estos proyectos financiados con fondos del BCIE suman 3,174 viviendas, de las cuales 2,236 están finalizadas.

“Gracias a este esfuerzo muchas familias nicaragüenses que no tienen las posibilidades de adquirir una vivienda han logrado cumplir su sueño debido a que las condiciones financieras son muy atractivas y accesibles”, resaltó.

Adicionalmente a esta iniciativa, avanzan las acciones para la ejecución del Programa Nacional de Construcción de Viviendas de Interés Social aprobado en el año 2020 por US$171.65 millones, con el cual se prevé beneficiar a 7,000 familias en condiciones de extrema pobreza bajo un esquema de subsidios y a 11,660 familias con ingresos bajos o moderados bajo un esquema también de subsidios y de créditos, administrados a través de uno o varios fideicomisos bancarios.

Entre tanto, las familias identificadas en condición de extrema pobreza se ubican en 55 municipios de los departamentos de Boaco, Chontales, Jinotega, Madriz, Matagalpa, Nueva Segovia, Río San Juan y la Costa Caribe del país.

De esta forma, el BCIE, en línea con su Estrategia Institucional 2020-2024, responde a la necesidad de promover el acceso a la vivienda social a segmentos de población desfavorecida o de recursos limitados que tienen dificultades para obtenerla.


Compartir